top of page

El movimiento macrobiótico. De Georges Ohsawa a René Lévy.

La macrobiótica es ante todo una filosofía alimentaria, un enfoque holístico, que concibe la vida y al ser humano como un todo. Es una dieta cercana al veganismo.


La macrobiótica es un concepto que ya había sido estudiado por Christoph Wilhelm Hufeland -médico del rey Federico III de Prusia y de la reina Luisa de Prusia a finales del siglo XVIII- en su libro "El arte de prolongar la vida, o macrobiótica" y que también utiliza conceptos estudiados en la antigua Grecia, como Sócrates, o Hipócrates: “Que tu comida sea tu medicina y tu medicina esté en tu comida".

Christoph Wiilhelm Hufeland, de Langensalza, Sajonia, es reconocido como el precursor más famoso de la medicina preventiva antienvejecimiento.



Georges Ohsawa.


Georges Ohsawa, nació en Kioto el 18 de octubre de 1863, y es considerado como el introductor de la corriente macrobiótica occidental.

Siendo adolescente le diagnosticaron tuberculosis y se curó con la terapia natural del Dr. Sagen Ishizuka, médico japonés, con un sistema terapéutico basado en la dieta, que luego se convirtió en la base de la macrobiótica.


La característica fundamental de las enseñanza de Ohsawa es su aspecto práctico. En particular, llama la atención el estudio de la influencia primordial que ejercen los alimentos, no solo sobre la salud, sino también sobre el comportamiento y el juicio. Considera que obtener “buena salud” es la base que permite desarrollar un juicio capaz de captar la globalidad o realidad. Dicho esto, su noción de "buena salud" difiere significativamente de la generalmente aceptada: no se trata de "sentirse bien" o "no estar enfermo" sino de alcanzar un estado que nos permita llevar una vida libre e independiente.


No se trata de "sentirse bien" o "no estar enfermo" sino de alcanzar un estado que nos permita llevar una vida libre e independiente.

George Ohsawa clasificó los alimentos según el Yin y el Yang. La persona muy yin preferirá alimentos yang, por el contrario, la persona demasiado yang consumirá más bien alimentos yin. Este método, que ha tenido un gran éxito, fue una adaptación científica de la antigua tradición médica del la tradición oriental, basada en el principio del equilibrio entre el Yin y el Yang.


Asimismo, los métodos de cocción se basan en el Yin y Yang: El perfil muy yang es extrovertido y a menudo es una persona muy activa, más bien delgada, le gusta la acción. Le favorecerá la cocina yin: alimentos hervidos, estofados, al vapor.


El perfil yin, tiene tendencia a relajarse y a tener mucha sensibilidad hacia sentir frio, interioriza mucho. Preferirá la cocina yang, como ahumados , a la plancha o gratinadas o al horno.



Los principios fundamentales de la macrobiótica


  • Reemplazar gradualmente las proteínas animales con proteínas vegetales, favoreciendo el tofu, el tempeh, el seitán y los patés vegetales (panisse, hummus).

  • Reemplazar los azúcares refinados con jarabes de arroz, cebada y trigo y elegir confituras de almendras y sésamo.

  • Para las grasas: dar preferencia al tahini, los purés de avellanas y almendras, el miso y la bebida de arroz.

  • Eliminar el café, el té negro, los alcoholes fuertes, las bebidas azucaradas y reemplázarlas por té verde, té Mû, bebidas a base de cereales como el yannoh, tisanas de tomillo, romero, sopas de miso o bebidas de soja.

  • Eliminar los productos industriales, refinados que contienen conservantes, aditivos y privilegiar los alimentos más cercanos a la naturaleza, regionales, de la Agricultura Ecológica.

René Lévy.


René Lévy, se considera como uno de los principales alumnos y divulgadores de la filosofía macrobiótica según las normas básicas de Ohsawa, a quien conoció en París en 1960. René lo recuerda con estas palabras:


"Yo frecuentaba los restaurantes universitarios por aquella época, y mi cuerpo estaba completamente fuera de control. Un día, asistí a una conferencia impartida por Georges Ohsawa, quien defendía las dietas basadas en cereales integrales. Estos constituyen la base misma de la alimentación macrobiótica. Seducido por su discurso, probé esta dieta durante diez días. ¡Me encontré transformado! De repente, dormí poco y perfectamente, mi mente estaba clara, me sentí sorprendentemente bien y alegre, en resumen, solo he visto efectos positivos. Así es como me convertí su estudiante asistente".


René Lévy dedicó su vida a la enseñanza de la macrobiótica con una lealtad inquebrantable a Ohsawa. Creó el Centro Cuisine et Santé, abierto a todos los que deseen aprender y profundizar sobre la macrobiótica tradicional.

Su influencia fomentó muchas vocaciones, ya que formó alumnos que a su vez transmitieron su enseñanza.



Cuisine et Santè, esta situado a los pies de los Pirienos, y desde hace años es punto de encuentro internacional de la cocina macrobiótica más fiel a sus orígenes.


Cuisine et Santé. Saint Gaudens. Francia

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page