top of page

Telómeros, el reloj biológico.

Elizabeth Blackburn ganó el Premio Nobel por su descubrimiento sobre el teloma humano. Los telómeros representan el reloj biológico de ser humano.



Secuencia ADN


En 2009, las biólogas Elizabeth Blackburn y Carolyn Widney, ganaron el Premio Nóbel de Fisiología y Medicina por "su descripción molecular de los telómeros y la identificación del enzima telomerasa".


Los telómeros son regiones de ADN no codificante que se encuentran en los extremos de los cromosomas, cuya longitud además de indicar la esperanza de vida, indica el estado global de salud. Los telómeros mantienen la integridad cromosómica esencial para perpetuar la salud y perpetuación de la especie, y su longitud y conservación tiene una relación directa con el envejecimiento.


En 2009, las biólogas Elizabeth Blackburn y Carolyn Widney, ganaron el Premio Nóbel de Fisiología y Medicina por "su descripción molecular de los telómeros y la identificación del enzima telomerasa".

La edad se puede medir en edad cronológica y edad biológica. La edad cronológica está marcada por la fecha de nuestro nacimiento. La edad biológica es la edad orgánico-funcional de nuestro organismo. Por tanto, es posible que dos personas tengan la misma edad cronológica pero diferente edad biológica.


Una de las variantes que se tiene en cuenta para valorar la edad biológica está basada en la longitud de los telómeros. Cuando los telómeros se acortan demasiado dejan de proteger a la célula, y esta entra en un estado de senescencia o envejecimiento.


Los telómeros, pueden considerarse como el reloj biológico de la vida celular, ya que su longitud disminuye a medida que el organismo envejece.


Los resultados de un estudio realizado por investigadores del CIBEROBN en la Unidad de Nutrición Humana de la URV-IISPV y que fué publicado en la revista científica Antioxidants muestran que un estilo de vida saludable basado en el consumo de alimentos propios de la dieta Mediterránea tiene un papel relevante en la prevención del acortamiento prematuro de los telómeros, siendo estos unas de las principales huellas de envejecimiento celular.


“Los resultados de esta investigación nos permiten destacar la importancia del consumo de alimentos característicos de la dieta mediterránea para mejorar la calidad de la dieta, retrasar el envejecimiento celular y reducir el riesgo de padecer enfermedades a través de la prevención del acortamiento telomérico”, destaca el investigador principal del CIBEROBN, Jordi Salas, coordinador de este trabajo.


Previamente, en un artículo publicado por la Universidad de Navarra, se destacó la existencia de diversos estudios que "encontraron asociaciones positivas entre la longitud de los telómeros y la adherencia a la dieta mediterránea y el consumo de verduras y frutas. Los resultados obtenidos para otros nutrientes, alimentos o patrones dietéticos fueron incoherentes, aunque parece que las carnes procesadas, los cereales, el alcohol y las bebidas endulzadas podrían estar asociados con telómeros más cortos."


La conclusión es que "la intervención dietética, y en particular la promoción de una dieta de estilo mediterráneo, podría desempeñar un papel en la protección de la integridad telomérica."


"La intervención dietética, y en particular la promoción de una dieta de estilo mediterráneo, podría desempeñar un papel en la protección de la integridad telomérica."

Source: https://oldwayspt.org/






 


Comentarios


Los comentarios se han desactivado.
bottom of page